Manifiesto del PCE para el1 de mayo

1mayo-pegata_websEl 1 de Mayo, día internacional de la fiesta del trabajo, viene marcado por una situación límite de emergencia social, consecuencia de la aplicación de los recortes aplicados por un Gobierno al servicio de los intereses de los poderes económicos, las grandes fortunas, la banca y las corporaciones multinacionales, élites que son los responsables de la crisis y la corrupción.

La aplicación de la política de recortes está causando sufrimiento, pobreza e incluso muertes y todo esto para que la banca y los poderes económicos sigan teniendo grandes beneficios, a costa del 90% de la población.

Que la crisis subsiste inhumanamente entre la clase trabajadora y los más desfavorecidos en nuestro país, nadie lo oculta ya. Inclusive los cantos de sirena de los distintos ministros del PP, intentandonos hacernos creer que ya estamos saliendo de la crisis, no hace más que volverse en contra de sus falsos pregoneros.

Desde primero de Enero de 2015, la bolsa ha subido un 15%, mientras que los salarios han perdido un 7%, los desahucios siguen en aumento, la diferencia en el salario hora de los trabajadores/as de nuestro país con los europeos sigue aumentando (22€ de media en europa, 15€ en España), la discriminación salarial por generos sigue discriminando a la mujer, la brecha salarial aumenta (el salario de las mujeres supone el 77,5% del de los hombres) y el 73% de los contratos a tiempo parcial tienen cara de mujer, con la discriminación laboral indirecta que conllevan; son algunos de los elementos que se situan en la balanza para demostrar rotundamente a quien ha beneficiado las políticas neoliberales de la Unión Europea (UE), Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La reforma de la negociación colectiva auspiciada por el bipartidismo, pretende anular la capacidad colectiva de la clase trabajadora para reclamar sus derechos y anular la fuerza de los sindicatos de clase para representarnos frente a las patronales.

Sin embargo, no contento con su tremendo fracaso, insisten en sus políticas de empobrecimiento de los trabajadores y las trabajadoras, el último ingenio, por ahora si no lo paramos, es la firma del tratado de libre comercio con los Estados Unidos (TTIP), por la que los derechos de los trabajadores/as europeos y las posibilidades de las pequeñas empresas y autónomos, de subsistir, se van directamente por el sumidero, con el único objetivo de beneficiar a las grandes corporaciones financieras e industriales. El capitalismo necesita esquilmar aún más a los ciudadanos para seguir manteniendo sus beneficios.

Analizando las décadas perdidas en América Latina por la aplicación de estas políticas en los años 70 y 80, se constata que si se mantienen los recortes sociales en nuestro país, recuperar el bienestar social existente en 2008, nos podría costar 25 años, con lo que perderíamos dos generaciones completas para beneficio de unos pocos.

Las falsas alternativas que el PP ofrece a la generación más preparada en nuestro país, es la emigración (para trabajar 12 horas por 600€ en los países del centro y norte de europa), por cierto para trabajar en los puestos que no quiere nadie al igual que en los años 60, o una estafadora imagen de que desde el Gobierno se apoyan las ideas y los emprendimientos empresariales; estafadora porque al mantener una legislación que solo apoya a las grandes empresas y fortunas, tiene como efecto que a pesar del inmenso esfuerzo que significa montar una pequeña empresa, más del 90% cierran en los dos primeros años, por falta de apoyo real de las instituciones gobernadas por la derecha.

En lo internacional,  todo aquello que el PCE denunciaba que iba a pasar por la estrategia de EEUU y la derecha Europea (armando inclusíve a aquellos que hoy consideran terroristas) en Libia, Siria, en particular y en el conjunto de los países árabes en general, es exactamente lo que está ocurriendo, con un profundo coste en vidas humanas y crisis humanitarias (pero claro había que justificar las inversiones en la Industria de guerra).

la política internacional del Gobierno del PP, roza lo patético, si no fuera porque, de por medio, se han perdido vidas. Es terriblemente triste e irritante, ver al ministro de defensa justificar a Israel en el asesinato de un soldado de nuestro país, el silencio ante el Gobierno Marroqui, la no reclamación ante el ejercito Estaudo Unidense de los crimenes de lesa humanidad, el silencio del genocidio del Pueblo Palestino y la falta de cumplimiento de las resoluciones de la ONU para con el pueblo Saharaui.

Pero el PCE no se va a rendir ante la injusticia, tenemos alternativas económicas, sociales y laborales concretas, que hemos ido construyendo mediante el debate y el estudio. No nos quedamos en los titulares mediaticos, sabemos que la profundidad del análisis nos lleva a la conclusión de que el génesis del problema está en el Capitalismo y sus estrategia de acumulación de riquezas.

Debemos romper el reforzamiento que ha tenido la patronal, gracias a la estrategia de reformas tanto del PP, como en su tiempo del PSOE y que vemos como se concreta en la intransigencia de negociación para la adecuación de los salarios. Esta intransigencia solo se rompe con movilización, abandonando esa  paz social que  algunas organizaciones y partidos pretenden implantar.

A pesar de la ley mordaza, seguimos en la calle, con las marchas las movilizaciones convocadas por los sindicatos y comités de empresa, apoyando a las empresas de economía social y autónomos, con propuestas reales sobre su viabilidad y combatiendo las políticas que solo benefician a las grandes empresas. Sigue habiendo movilizaciones pero debemos construir un PCE fuerte capaz de aglutinar estas en una movilización única.

El 1 de Mayo, en las calles, en los centros de trabajo, tenemos que seguir insistiendo en ese clamor popular de rechazo a las políticas de austericidio y que este clamor popular sea el inicia de la preparación de una Huelga General contra los recortes.

El PCE, sabe que medidas aplicar en el gobierno de la política, para mejorar las condiciones de los trabajadores y trabajadoras.

Existen otras vías economicas y sociolabrales posible y por ella seguimos luchando.

Nos nos callarán, No nos rendimos

VIVA EL PRIMERO DE MAYO

VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA

El PCE hace un llamamiento a llenar las calles de dignidad el 21 de Marzo

21mpce22m-2015_websLas Marchas de la dignidad convocan a toda la población y en especial a la mayoría social
trabajadora a movilizarse en defensa de sus derechos durante el mes de marzo y a llenar las calles de Madrid el próximo sábado 21 de marzo. El PCE, partido integrante de las Marchas, llama a los trabajadores y trabajadoras, a simpatizantes y militantes a transformar la ola de indignación en protesta en la calle, haciendo visible a la mayoría social que esta contra las políticas de ajuste para denunciar e identificar a los culpables de la actual situación en la que se encuentra la población española.

Las Marchas de la Dignidad conectan con el sentir de la mayoría social y de la clase
trabajadora de una vida digna para todos y todas, este sentimiento choca con la realidad que siembran las políticas que han aplicado los gobiernos antes del PSOE y ahora del PP, al dictado de la UE el BCE y de las instituciones internacionales. Todo ello, con el fin de pagar la deuda ilegítima a los especuladores internacionales a costa de la precarización, el empobrecimiento social y los recortes de derechos, para ello no dudaron en hacer de la
desigualdad y la explotación rango de Ley con la modificación del artículo 135 de la C.E.

Hoy, los efectos de las políticas de recortes, mal llamadas de austeridad, se dejan sentir de forma brutal en la sociedad española. Aumentan los desahucios, de los que estamos viendo la cara más cruel e inhumana dejando familias enteras, niños y dependientes incluidos, en la calle sin que las instituciones hagan nada al respecto, frente a esta situación denunciamos la estafa de vender las viviendas sociales a los fondos buitre. La pobreza alcanza al 30 % de la población y más de 500.000 hogares no tienen ningún ingreso, las mujeres, la tercera edad y los niños son los que sufren más los efectos de la precarización social.

En el ámbito laboral, la inmensas mayoría de contratos que se realizan son precarios y con bajos salarios, resultado de los efectos de las reformas laborales realizadas por los gobiernos del PSOE y del PP. El paro alcanza a más de 5.500.000 personas un 23 % de la población, se recortan las prestaciones, sólo un 58% tiene acceso a ellas. El paro juvenil alcanza el 54% haciendo imposible la búsqueda de un futuro digno en España y una la masiva emigración de jóvenes al extranjero. Las mujeres tienen las peores condiciones laborales a los bajos salarios, a las contrataciones precarias se le suma la diferencia salarial con los hombres situada en el 24%. Hoy aparece una nueva situación social, se es pobre incluso con tener un empleo.

Ante esta situación, el PCE considera necesario consolidar y ampliar el bloque social y
político del que las marchas es un buen ejemplo. Un Bloque que genere el poder social
necesario para que el pueblo viva con dignidad, se pongan todos los recursos al servicio dela mayoría social trabajadora, concretando las medidas para ello en un programa de
emergencia que aborde las situaciones más urgentes de la población.

El PCE entiende que el programa de las marchas es una buena base para avanzar en el
sentido anterior, a la vez que contemplamos una serie de medidas para la construcción de una nueva sociedad:
1. No a los desahucios, por la dación en pago. Soluciones a las situaciones de corte de los servicios básicos.
2. Aumento de las coberturas sociales y plan contra la pobreza. Trabajo Garantizado. Por
unas pensiones dignas universales.
3. Empleo digno y de calidad para todas y todos, derogación de las reformas laborales e
instauración de un marco laboral democrático y con derechos. Por la Jornada laboral de 35 horas.
4. No al pago de la deuda ilegítima. Una fiscalidad progresiva y lucha efectiva contra la
corrupción. Por un salario mínimo de 1000 euros.
5. Contra los tratados en beneficio de las transnacionales, no al TTIP.
6. En defensa de los servicios públicos, por la nacionalización de los sectores estratégicos.
7. Por el derecho a decidir de los pueblos y las personas sobre su futuro.
8. Por la Paz, no a las guerras. No a la Otan.

El PCE llama a toda la estructura del partido, a las agrupaciones y comités a volcarse en la movilización del 21 de marzo, a constituir y en su caso a apoyar a los comités y plataformas de las Marchas de la Dignidad, así como al éxito de la movilización del 21 de marzo en la exigencia de las demandas populares.

El Partido Comunista de España llama a la población en general, a sus afiliados y
simpatizantes a transformar la indignación en esperanza, a apoyar las movilizaciones que
convoquen las marchas en cada ámbito y a llamar a la participación a la gran movilización del próximo día 21 de marzo en Madrid.