Se constituye la Agrupación del PCE en Tarazona

Hoy se ha constituido la agrupación del PCE en la localidad de Tarazona de La Mancha en la provincia de Albacete. La reunión, a la que asistieron el responsable de organización regional y los responsables de la provincia, se ha centrado en torno a los acuerdos que emanan de los documentos aprobados en el XX Congreso así como la reflexión que hace el conjunto de la militancia acerca del momento político y la crisis de régimen.

Por último, el debate se centró en torno a nuestro trabajo en los espacios de unidad popular y la tarea del PCE de estar presentes y fomentar el conflicto laboral y social.


 

El PCE-CLM toma posición sobre la XIV Asamblea Regional de IU-CLM

Ante la convocatoria de la XIV Asamblea Regional de IU-CLM, el Comité Regional del Partido Comunista de España en Castilla La Mancha expone su posición ante las siguientes cuestiones:

En primer lugar, considera insostenible la situación actual de profunda desorganización y errático rumbo al que la actual dirección regional ha abocado a la organización de Izquierda Unida en Castilla- La Mancha ya desde su constitución allá por abril de 2013.

La mayor de las reprobaciones que se puede hacer a la dirección de una formación política es que no ejerza la dirección política, y esta ha sido la característica más señalada del actual CPR y su Ejecutiva.

Nuestra organización en Castilla La Mancha se ha sentido huérfana – cuando no contrariada- en medio de una crisis económica de dimensiones históricas, ante situaciones políticas complejas y decisivas a las que hemos tenido que hacer frente durante este periodo: un ciclo electoral que se inicia con las europeas, municipales, autonómicas y ni más ni menos que dos Elecciones Generales, del cual aún no hemos salido. Inmersos en un proceso de convergencia que nos obliga a decisiones audaces y novedosas, como son las primarias a las que por primera vez nos vimos abocados sin experiencia alguna, y con la necesidad de ir tejiendo una nueva red de alianzas políticas y sociales que den respuesta a la nueva correlación de fuerzas que está operando en la sociedad.

Ante esta coyuntura, cada estructura provincial ha tenido que echar mano en la mayoría de los casos de sus propias fuerzas, su capacidad creativa y, sobre todo, de muchísimo voluntarismo, orientándose políticamente tan solo por las directrices emanadas directamente del Federal.

En lo interno, la situación podría ser calificada de desastre natural si no fuera porque es la intervención humana – concretamente los responsables de las Secretarías y miembros de los órganos en cuestión- la causante de la misma.

Resulta casi imposible hacer un repaso de todos los despropósitos de carácter organizativo, financiero, comunicativo, etc. Como muestras baste señalar que las actas de los CPR son casi inexistentes, con lo que se hace imposible hacer seguimiento de los acuerdos, los Presupuestos o se aprueban a finales de año o directamente no se aprueban ( como es el caso actual), con lo que se hace imposible ejercer la dirección y el control sobre los recursos económicos ( algo particularmente grave), el constante ninguneo que se produjo hacia los Secretarios de Comunicación y Convergencia elegidos tras la Asamblea, haciendo uso arbitrario de los medíos en nombre de IUCLM hasta la fecha.

Y así continuamos, demostrando la falta de costumbre a la hora de organizar, por ejemplo, un proceso asambleario en el que se pretendía fundir en una sola vuelta varias Asambleas Provinciales, obviando que podría entrar en contradicción la línea política provincial y regional, y que por fortuna ha sido rechazado desde la dirección federal.

Pero lo más grave si cabe, al menos desde el punto de vista del proyecto político, es el más absoluto menosprecio hacia el trabajo y las decisiones colectivas, algo que se nos presenta de forma recurrente en la mayoría de las actitudes, haciendo declaraciones públicas sobre cuestiones no debatidas, e incluso en clara contradicción con los planteamientos de la Organización.

Esto conlleva formas de actuar que se asumen como naturales, primando lo personal sobre lo colectivo, y se concreta en la práctica a la hora de elegir responsabilidades, nombrar liberados o elaborar candidatura: primero los nombres y después ya vendrán los criterios y los proyectos políticos. Es evidente que todo esto debe cambiar radicalmente.

Pero además y sobre todo, queremos proponer un proyecto que deje atrás esta situación, un proyecto de futuro. Nuestra determinación desde el inicio del proceso asambleario de IU-CLM ha sido siempre clara: dar la palabra y la decisión a las afiliadas y los afiliados, convirtiéndolos en los protagonistas, creando mecanismos reales de participación, de elaboración colectiva y de formación política.

En el mismo sentido hemos defendido, una vez más, la necesidad de que IU-CLM, en consonancia con lo acordado y aprobado en la XI Asamblea Federal, avance hacia su configuración como Movimiento Político y social; y cuando hablamos de movimiento político y social, queremos decir una formación política de nuevo tipo, que haga de la pluralidad ideológica, de la unidad en la lucha, de la democracia participativa un ejercicio cotidiano de síntesis política y sea instrumento para la transformación social.

La tarea de avanzar en la construcción de una fuerza política alternativa, con un programa rupturista, es complementaria con el fortalecimiento de nuestro Partido, ya que la recuperación de una Izquierda Unida capaz de unir, organizar, movilizar, es instrumento para garantizar conquistas concretas en la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de nuestra clase. Por ello, para las y los comunistas de Castilla-La Mancha al igual que los del conjunto del Estado, constituye una de las principales tareas.

En consonancia con nuestras propuestas y clara determinación en la defensa de una estrategia de ruptura en lo político y de una forma de organización que supere la IU partido político y avance hacia la configuración de un Movimiento Político y Social, el Comité Regional del PCE-CLM asume como documento de referencia para el debate en la XIV Asamblea Regional de IU-CLM el documento Una IU para una Nueva Región. Este documento, fruto de diversas aportaciones de compañeras y compañeros, así como de activistas en los movimientos sociales, recoge la diversidad de planteamientos existente hoy en día en el seno de la izquierda rupturista y transformadora de nuestra región, planteamientos con los que las y los comunistas nos identificamos, pues son coincidentes en lo decisivo y fundamental con las reflexiones y propuestas que viene desarrollando el PCE.

En conformidad y coherencia con esto último, queremos subrayar que el documento Una IU para una Nueva Región, no es un documento propiedad del PCE, sino que como decimos arriba, es fruto de un esfuerzo de elaboración colectiva, con una gran capacidad para sintetizar un proyecto común para nuestra Región, desde la pluralidad de opiniones y con la absoluta intencionalidad de armonizar e incorporar definitivamente y sin ambigüedad al proyecto federal aprobado en la XI Asamblea.

De la misma manera, y continuando por la senda de la más absoluta coherencia, sabemos que para que todo proyecto se cristalice en la praxis, para que se materialice en hechos concretos, precisa de personas absolutamente comprometidas con él. Por lo cual no podemos asumir un documento, si por otro lado no nos comprometemos decididamente en la cimentación de una dirección regional que lo plasme en la realidad práctica.

Por ello, al igual que nos sentimos referenciados en el documento Una IU para una Nueva Región, decidimos apostar sin ambigüedades por la candidatura que necesariamente ha de presentarse para gestionar el proyecto expresado en dicho documento.

COMITÉ REGIONAL DEL PCE- CLM

Se constituye la agrupación del PCE en Tomelloso

Ayer día 2 de agosto se constituyó la agrupación del PCE en la localidad ciudadrealeña de Tomelloso. La reunión, a la que asistieron el responsable de organización regional y los responsables de la provincia, trató fundamentalmente la lectura que hace la militancia del partido de la situación política actual, así como los acuerdos adoptados en el XX Congreso.

Por último, el debate se centró en torno a nuestro trabajo en los espacios de unidad popular y la tarea del PCE de estar presentes y fomentar el conflicto laboral y social.

El PCE llama a su militancia a participar en la campaña para “convertir cada voz de protesta en un voto de rebeldía”

El secretario político del partido en Ciudad Real hace el llamamiento destacando que en su provincia encabeza la coalición una afiliada a IU.

En éste primer día de campaña, el Partido Comunista de España ha lanzado un llamamiento a toda su militancia en la región castellano – manchega para apoyar decididamente la coalición Unidos Podemos. De ésta manera, el PCE se suma a la campaña conjunta de Podemos e IU con el objetivo de dar un vuelco a la representación parlamentaria de la izquierda en la región.

Para Pedro Mellado, secretario del PCE en Ciudad Real, éstas elecciones suponen “una oportunidad histórica para que la izquierda alcance la victoria en nuestro país y quebremos en nuestra región uno de los pilares que aún sostienen al bipartidismo”. Es precisamente en Ciudad Real donde se tiene la expectativa de que se pueda conseguir una diputada perteneciente a IU, Juana Caro.

“Nuestro compromiso está con todos los compañeros de la coalición, pero nuestra ilusión está con Juana” explica Mellado mostrando su convencimiento de que los resultados servirán a Caro para obtener el acta de diputada. “La campaña en Ciudad Real ha comenzado con una inmejorable sintonía entre los miembros de la coalición, y eso nos va a servir para llegar a la gente y llenar de esperanza las urnas el domingo 26”, apunta.

Por su parte, para Jorge Vega, Secretario General del PCE en Castilla – La Mancha, estas elecciones son decisivas para nuestro país puesto que “nos encontramos en un momento en que nuestra clase está decidida a responder con su voto a todos los ataques contra nuestros derechos sociales y laborales”. Desde el PCE quieren centrar la movilización social de estos años como elemento fundamental de campaña, “hemos estado estos años en las manifestaciones, huelgas o paralizaciones de desahucios, es el momento de convertir cada voz de protesta en un voto de rebeldía” concluye Vega.

Por último se destaca los actos principales organizados para esta campaña en la provincia de Ciudad Real, empezando el próximo domingo en Valdepeñas en un acto con mujeres que trabajan por el cambio. De igual manera, el PCE apoyará de manera especial los actos centrales del último fin de semana de campaña en la provincia, que serán en Puertollano y Argamasilla de Alba respectivamente.

Las Marchas de la Dignidad vuelven a las calles el 28 de mayo para reclamar Pan, Techo, Trabajo y Dignidad

El 22 de marzo de 2014 millones de personas salieron a las calles exigiendo Pan, Trabajo y Techo en una marea humana por la dignidad y contra los recortes de derechos y libertades, dos años después poco o nada ha cambiado y la tan manida recuperación no llega a las clases populares.

Los datos desmontan la campaña de los gobiernos de la troika. En España tenemos unos índices de desempleo estructural que superan el 20% , un 40 % de las personas desempleadas no tiene cobertura económica, los salarios no suben sobre los índices pactados y se sitúan en límites de pobreza, hoy tener empleo no es sinónimo de una vida digna, los ERE´s y despidos están a la orden del día por los efectos de las Reformas Laborales del PSOE primero y del PP después, casi un millón de hogares no tienen ningún tipo de ingreso, la diferencia salarial hombre‐mujer se sitúa cerca del 30 % y los empleos para la juventud son precarios y no facilitan un proyecto de vida.

La pobreza se sitúa en tasas del más del 30 % de la población afectando a la infancia de manera alarmante, esta situación lleva a que sigan echando a gente de sus casas, se corten los servicios básicos. La violencia machista se ha cobrado 32 víctimas, las mujeres son doblemente explotadas en el hogar y en el trabajo con los peores empleos y menos salarios.

Hay una degradación progresiva de los servicios públicos, primera fase de la privatización de los mismos, y los servicios privatizados no cubren las necesidades de la mayoría social trabajadora de este país, así, en la sanidad mueren personas por no ser atendidas y se masifican los establecimientos sanitarios. La educación está, otra vez, en pie de movilización por la aplicación de la Ley Wert y los gobiernos social y neoliberales favorecen a la educación privada en sus distintas modalidades. De la misma forma las privatizaciones están en el origen de la denominada pobreza energética y que una parte muy importante de la sociedad empobrecida no tenga o no pueda acceder a los servicios básicos, luz, agua, gas.

Las clases populares y trabajadoras son las que sufren los efectos de las políticas capitalistas y criminales de la troika, además, somos sobre los que recae la carga impositiva de una fiscalidad que favorece a las grandes fortunas como estamos viendo con los efectos de la amnistía fiscal del PP. La corrupción ha vuelto a las primeras páginas con los llamados Papeles de Panamá, que han puesto de manifiesto que los y las “patriotas” lo son del dinero y no con los ciudadanos de este país, entre ellos es significativo el ex presidente Aznar, evasor fiscal.

La deuda y la reforma del artículo 135 de la C.E. son la losa sobre la que se sustenta una política para beneficiar a los especuladores internacionales y no cubrir las necesidades de la mayoría social trabajadora para vivir con dignidad. La UE como proyecto capitalista incumple los derechos humanos como hemos visto en la crisis de los refugiados y el acuerdo de la vergüenza y se consolida un modelo elitista y xenófobo a la vez que antisocial.

Las poblaciones sufren la represión por exigir medidas suficientes para su subsistencia en el ejercicio de la libertad de expresión y de movilización, los y las activistas sociales, sindicalistas son encarceladas y condenados en un claro acto de intimidación del régimen.

Ante esta situación, el Partido Comunista de España apoya las movilizaciones convocadas por las Marchas de la Dignidad y otros colectivos como una “Revolución Democrática para Europa”, y anima a sumarse a sindicatos, colectivos sociales y formaciones políticas a las movilizaciones en todos los territorios del estado reclamando Pan, Trabajo, Techo y Dignidad y una Europa de los pueblos y de los ciudadanos.

Llama a los comités, a las y los militantes y simpatizantes a participar, no solo el día de la
movilización, si no en la preparación de la misma, participando y fortaleciendo los comités de las marchas o de apoyo a la movilización y en su caso a crearlos, a la difusión de las propuestas políticas y el programa político social de las movilizaciones.

El PCE plantea un marco político y social para una revolución democrática que contemple:
1. Democratización del Estado (República, órganos de poder popular en todos los niveles
de la administración y garantizar el derecho de autodeterminación de los pueblos con
el objetivo de la república federal).
2. Desprivatización de los sectores estratégicos de la economía: banca, energía, agua,
telecomunicaciones, comunicación, gran distribución de alimentos, y del conjunto de
los servicios públicos: educación, sanidad, servicios sociales y demás servicios básicos.
3. Reforma laboral y de las pensiones: reparto del trabajo para el pleno empleo, igualdad
salarial de género, protección de la maternidad (permisos, bajas, ayudas), rebaja de la
edad de jubilación y Trabajo Garantizado.
4. Plan de soberanía energética y alimentaria.
5. Plan integral para la sostenibilidad medioambiental: ciudades, industria, transportes y
similar.
6. Lucha contra el sistema patriarcal: en la educación, en las administraciones del estado
y en los medios de comunicación.
7. Romper con la UE y el euro, NO al TTIP. Auditoria ciudadana de la Deuda Externa.
8. Salir de la OTAN y democratizar las fuerzas armadas.
9. Separación Iglesia‐Estado, laicidad, religión fuera de la escuela.
10. Derogación de las Leyes Mordaza