El PCE critica la pasividad del Gobierno ante la Violencia de Género

downloadCon motivo de Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el PCE en Castilla La Mancha denuncia el desinterés del Gobierno Regional y recuerda la memoria de las 44 mujeres asesinadas en 2013.

El Partido analiza cifras y estudios para concluir que las acciones realizadas hasta la fecha no han sido suficientes, que la violencia de género está aumentando y que ese crecimiento es especialmente preocupante entre las personas adolescentes, como el reciente trabajo de María José Díaz Aguado para el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad confirma. Señalan que las aberrantes realidades derivadas de la violencia física, psicológica y sexual excluye a las mujeres del derecho,  las invisibiliza, situándolas en continuo riesgo de explotación sexual, de agresión, violación y discriminación.

La organización comunista establece  tres elementos relacionados sobre los que se sustenta esta agresión. Por un lado el patriarcado dominante en el entorno familiar, pero sin  olvidar la violencia institucional y social, asegurando que la crisis económica provocada por el sistema capitalista ha generado una clase social cada vez más empobrecida, sometida a los interese de los mercados financieros. Estas diferencias económicas y desigualdades se acentúan muchísimo más en las mujeres, ya que son éstas las que están sufriendo directamente un duro golpe contra las conquistas aparentemente consolidadas.

En su opinión, el gobierno actual, aplica medidas indirectas, que afectan de manera directa a las mujeres, convirtiéndose en una forma más de violencia. Los recortes en recursos de protección social y en programas de igualdad que son sinónimo de precariedad. La reforma laboral que favorece el despido de las mujeres ante situaciones de la baja maternal o ejercicio de labor como cuidadoras. Por último la implantación de tasas judiciales que implica una mayor dificultad para la mujer en el acceso a la justicia en multitud de supuestos, por cuestiones económicas, impidiendo que rompan definitivamente con el maltratador.

El retroceso en derechos sexuales y reproductivos que excluye a mujeres lesbianas y solteras de los tratamientos de inseminación artificial por imposición de doctrinas morales católicas y negando su condición y capacidad como ciudadanas de pleno derecho para decidir sobre su cuerpo, sexualidad y maternidad, redunda en dicha violencia.

Para superar esta lacra exigen medidas específicas que proporcionen a las mujeres elementos de protección estructurales y de prevención temprana, desde la escuela, con un currículo que incluya la educación no sexista, formar personas con valores de respeto y aceptación a la diferencia y por la igualdad entre hombres y mujeres.

Además,  lamentan profundamente la muerte de las 44 víctimas de violencia de género a lo largo del año en España de las cuales  4 se produjeron en Castilla La Mancha, recordando de forma especial a Charo Gálvez, militante histórica del PCE en Málaga, mujer luchadora, activista pro derechos de la mujer, que ha sido asesinada a manos de su ex pareja.

El PCE lo afirma con rotundidad: “este 25 de noviembre tenemos que salir a la calle y gritar ¡Basta!”.

UJCE celebra su Escuela de formación estatal de obreras en la Sede Regional del PCE en Toledo

0La Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) celebra este fin de semana la Escuela de Formación Sectorial de Obreras en la Sede Regional del Partido Comunista en Castilla La Mancha en la capital toledana, bajo el lema “En los centros de trabajo, organicémonos para vencer” .

Más de cuarenta participantes de todo el territorio nacional se han dado cita en Toledo para aportar elementos formativos de alto nivel al conjunto de la militancia trabajadora de los colectivos sectoriales de la organización juvenil del PCE.

En esta edición se va a poner especial énfasis a cuestiones relacionadas con el ámbito sindical y laboral, enfocando las ponencias y los talleres hacia el objetivo de aumentar el nivel formativo de los y las militantes en estas materias, para que a su vez tenga correlato en una mejor labor en sus propios centros de trabajo, informando, colaborando y participando con otros trabajadores. .

Durante tres días se han estudiado los marcos legales que regulan la participación de los trabajadores/as en las empresas y los métodos y herramientas de lucha que existen en la defensa de los intereses de la clase obrera, profundizando en la necesidad de la agudización de la lucha como elemento indispensable para el cambio social, ante una situación de crisis producida por el capitalismo y los intereses económicos de bancos y multinacionales.

Las escuelas de de formación son el espacio en donde las y los jóvenes comunistas trabajadores del Estado, coordinan, intercambian experiencias y mejoran su conocimiento sobre los métodos de intervención en el ámbito laboral, desde el activismo y el compromiso.

Varios afiliados de la Agrupación Local del PCE en Toledo, apoyan la escuela y colaboran con diversas tareas, para asegurar una estancia productiva y enriquecedora pero también con ponencias e intervenciones.

Como punto final de la escuela el domingo 24 de noviembre, se llevará a cabo un acto público con el título “La clase obrera en el Siglo XXI”, a las 11:30 horas en la Sala Pajaritos,  de Toledo, donde se abordarán  aspectos que muestran la clase trabajadora como elemento indispensable para el funcionamiento de la economía, confirmando que son los únicos con capacidad para producir riqueza.

Este 25N sal a la calle a gritar ¡Basta!

Este 25 de noviembre, la Agrupación del PCE de Ciudad Real denunciamos que la violencia de género no disminuye, por el contrario está aumentando y especialmente en las personas adolescentes, Esta lacra requiere medidas específicas y especiales que proporcionen a las mujeres elementos de prevención y protección reales, es por ello que es imprescindible la prevención desde la escuela con un currículum, que incluya como una de sus prioridades la educación no sexista para formar personas con valores de respeto y aceptación a la diferencia, por la igualdad entre hombres y mujeres.

Actualmente en muchos países las mujeres se encuentran excluidas de derechos, que las invisibiliza, las empobrece y las sitúa en continuo riesgo, de violencia extrema, de explotación sexual, de agresiones, violaciones, asesinatos y ejecuciones… En nuestro país, la deriva conservadora y patriarcal con los recortes solo se reconoce violencia de género si la mujer es ingresada en un hospital.

La ley de violencia de género ya insuficiente desde su origen, hoy con el gobierno del PP, pretende cambiar la fórmula para contabilizar a las víctimas, computando aquellas que han sido hospitalizadas durante más de 24 horas.

Es decir, si después de haber sufrido agresiones físicas o psicológicas de la pareja y no haber pasado más de 24 horas ingresada, en el mejor de los casos él solo recibirá una falta administrativa. Si a la mujer se la controla económicamente, se le dificulta el acceso al mercado laboral, no puede ver a su familia, y si se ve obligada a depender de su pareja; si no ha pasado 24 horas ingresada, solo le quedará callar y aguantar. Aunque hay otra manera de aparecer en las estadísticas mensuales como víctima de violencia de género, si ha sido ASESINADA POR PARTE DE SU PAREJA O EX-PAREJA.

A pesar de que teóricamente esta lacra sea rechazada desde cualquier ámbito político, durante esta última fase neoliberal la situación de las mujeres ha empeorado, dando lugar a una agudización: de la feminización de la pobreza, de la división sexual del trabajo, de la precariedad laboral, entre muchísimas otras cuestiones, eliminando aquellos derechos que con tanto esfuerzo habíamos logrado.

Debemos denunciar las diferentes medidas del gobierno contra los derechos de las mujeres, que se dan en varios planos (físico, psicológico y sexual):

– la reforma laboral (las mujeres son despedidas al pedir baja maternal, hacer de cuidadoras…etc.) que empuja a las mujeres al ámbito de la reproducción y por otro lado, a formar parte de un mercado laboral sexista que deja a las mujeres con salarios más bajos y trabajos descalificados socialmente. De manera que las mujeres tienen que asumir un doble rol: amas de casa y trabajadoras, teniendo menos tiempo para sí mismas.

– El retroceso de la ley del IVE (en derechos sexuales y reproductivos) volviendo a tiempos pasados, que dispone la integridad del feto sobre los derechos de las mujeres, que excluye a mujeres lesbianas y solteras de los tratamientos de inseminación artificial o que excluye a las mujeres migrantes de la sanidad pública, que pisotea la libertad de expresión de las mujeres y el derecho a decidir sobre su cuerpo, no es más que un estado que reproduce y reafirma la violencia de género.

– La imposición de la corresponsabilidad irreal en las obligaciones familiares.

– Recortes en recursos de protección social y en programas de igualdad.

– Con el aumento del paro entre la juventud del estado español, se ha visto incrementado el ejercicio de la prostitución, ya no solo entre jóvenes, sino también entre amas de casa cuyos maridos se encuentran en situación de desempleo de larga duración. Según los datos de la asociación Médicos del Mundo, en 2012 más de 2.000 personas más empezaron a prostituirse en España. Un 18% de estos tienen una edad de entre 18 y 24 años

¿No es el aumento de la prostitución otra forma más de violencia de género?

Este 25 de noviembre debemos tenerlo claro salir a la calle Y gritar ¡basta!

Mañana es 23N, ¡todas y todos a la calle!

http://www.mundoobrero.es/img/cont/20131123_cartel_23n.jpgEl PCE hace un llamamiento a la ciudadanía y a su militancia para participar y organizar las movilizaciones que tendrán lugar este fin de semana en las principales ciudades del país, en la mayoría el 23N, en contra de las políticas del gobierno del PP.

Este 23N tiene que servir para relanzar una necesaria movilización permanente y unitaria para acabar con la reforma laboral, la reforma de las pensiones, los recortes y la privatización de los servicios públicos y sociales, incluida la sanidad, la educación y la dependencia, la ley Wert, con el copago sanitario, con la privatización de la justicia, con los recortes de derechos fundamentales como el de manifestación y huelga, con la especulación y los desahucios, con el robo de competencias municipales, con la subvención a fondo perdido del capital y de la banca ? Con esta monarquía bipartidista y sus políticas de derechas, y con el gobierno que las aplica.

Cuando ha pasado un año de la última Huelga General el gobierno insiste en una reforma laboral que sólo ha traído más paro y más pobreza, al facilitar aún más el despido y permitir la bajada unilateral de salarios y la pérdida de derechos, saltándose la negociación colectiva.

El gobierno del PP quiere aprobar una nueva reforma de las pensiones que ahonda en el planteamiento del acuerdo de pensiones con el PSOE, que desde el PCE e IU rechazamos tajantemente, al introducir el “factor de sostenibilidad”. Ahora se añade un índice de actualización distinto al IPC. Todo ello con un objetivo claro: reducir las pensiones tanto para los cotizantes actuales como futuros y abrir de una vez por todas el mercado de planes de pensiones privados.

La lucha del 23N es un claro ejemplo de que se está superando la fase en la que cada colectivo movilizaba por su cuenta. No debe ser un caso aislado de movilización conjunta, ya que las políticas neoliberales se derrotarán sólo si unificamos la lucha.

La suma de los sindicatos al 23N nace del esfuerzo que el movimiento obrero del sur de Europa -en España sobre todo CC.OO- esta haciendo para que la CES convoque movilizaciones de ámbito unitario europeo para derrotar las políticas neoliberales que emanan de la UE.

El PCE aboga por mantener una estrategia unitaria de movilización sostenida donde confluyan las movilizaciones sociales, mareas ciudadanas y luchas sindicales, incluidas las movilizaciones de ámbito europeo y la Huelga General. Esta es la única forma de derrotar las políticas que están arruinando a nuestro país.

Cayo Lara homenajea al comunista toledano Julián Brasero

Toledo, 19 de noviembre.

En un congreso del PCE en el que participan más de 20 delegados de la región.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, rinde homenaje en el Congreso del PCE, al que fuera Secretario Regional en Castilla – La Mancha Julián Brasero.  Julián Brasero, que además fue durante años miembro del Comité Federal del Partido, falleció en Toledo el pasado año y era este el primer Congreso que denotaba su ausencia.  En éste, el XIX Congreso del PCE, con la participación de más de 500 delegados, al menos 20 de ellos de Castilla-La Mancha, se reeligió como secretario general del partido al andaluz José Luis Centella.

La nueva Dirección Federal contará con la presencia de cuatro castellano-manchegos, entre los que por parte de la provincia está el Secretario Regional, Jorge Vega, y el secretario de organización de la provincia, José Iniesta. Por su parte, Belén Gutiérrez, también representante del Comité Provincial del partido, formará parte de la Comisión de Finanzas.

Por su parte, el secretario regional del partido en Castilla-la Mancha, remarcaba que una vez superada la reconstrucción del Partido, el objetivo es volver a recuperar el espacio que ocupó en los años ochenta para volver a los tiempos “del PARTIDO CON MAYUSCULAS”. Vega, explicaba que esta consolidación se ve tanto en los recién renovados órganos provinciales como en las agrupaciones locales. En este sentido, en Toledo cabe destacar la reciente puesta en marcha de la agrupación local de Toledo “de la que comunistas como Julián Brasero se sentirían especialmente orgullosos tanto por su juventud como por su formación política, puesto que proceden en muchos casos de las Juventudes del Partido”.

La Dirección del PCE abre esta nueva etapa dispuesta no sólo a gobernar, “estamos más que preparados”, apuntaba Lara, sino a transformar. En palabras del Secretario General, Centella, el objetivo del Partido es “transformar para alcanzar ese otro mundo, además de necesario, ya urgente”.

Las agrupaciones de la provincia se han marcado como objetivo intensificar su presencia en la calle e intentar llegar a más gente siempre con la finalidad de “elevar la conciencia social”.  Vega remarcaba que “los comunistas no es que apoyemos las mareas y los movimientos sociales es que somos parte de ellos porque estamos muchos de nosotros”.