Comunicado de apoyo a los camaradas de Alcalá de Henares ante la represión policial del 14 de febrero

Ciudad Real, 15 de febrero

La madrugada del pasado día 14 de febrero, la Policía Nacional irrumpió con violencia en el Centro Social 13 Rosas, sede de la Agrupación Local del  PCE en Alcalá de Henares. Argumentando el incumplimiento de una ordenanza municipal sobre ruidos, varias decenas de agentes irrumpieron violentamente en el local sin ningún tipo de orden judicial, agrediendo a todas las personas que se encontraban dentro y procediendo a realizar un registro del mismo, incluyendo el ordenador. Dos compañeros de la Unión de Juventudes Comunistas de España han sido detenidos por recriminar la actuación policial y tres más han requerido asistencia médica en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Los hechos ya han sido denunciados ante los juzgados.

La Agrupación Local del PCE de Ciudad Real quiere expresar su máxima repulsa y condena ante acciones que sólo pueden calificarse como represivas y propias de un estado policial, en un momento en que el debilitamiento del Régimen está conduciendo a posiciones autoritarias e intolerables desde un punto de vista democrático. Así mismo, transmite todo su apoyo a los compañeros y compañeras que han sufrido esta represión policial injustificable.

Comité Local del PCE de Ciudad Real.

Comunicado conjunto de PCE y UJCE contra la Ley de Seguridad Ciudadana

Bajo el lema “Ni represión, ni capitalismo”, el Partido Comunista de España (PCE) y la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) apoyamos la manifestación convocada el próximo 16 de febrero por la PAH en rechazo al Proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana. Un proyecto que el Gobierno ha presentado para su aprobación en el Congreso con el que pretende reformar el Código Penal endureciendo las sanciones y ampliando los comportamientos sancionables.

El Gobierno decidió llevar este asunto al Congreso en un momento en que el enfado organizado de los trabajadores en las llamadas “mareas ciudadanas” empezaba a tener mayor repercusión en los medios de comunicación. Esa mayor repercusión de la protesta ha generado miedo en el Gobierno, un miedo que le invade cuando el pueblo ejercita sus derechos y se rebela contra las imposiciones de instituciones que no han sido elegidas democráticamente y que cargan sobre nuestras espaldas el peso de la crisis.

Esta Ley de Seguridad Ciudadana que quieren implantar va a tipificar las acampadas, las reuniones en lugares públicos, los escraches, el despliegue de pancartas en los edificios, las protestas anti desahucios, la grabación de actuaciones policiales o la instalación de mesas informativas. Por eso PCE y UJCE consideramos que esta ley solo busca atacar a los movimientos por el derecho a la vivienda, a las organizaciones de trabajadores, a los que defienden los servicios públicos, a los que reivindican un modelo diferente, a los republicanos, a las mujeres que luchan por sus derechos, a los jóvenes que lo hacen por un futuro digno, y a quienes, en definitiva, osen levantar la voz contra el actual sistema monárquico bipartidista.

Todas estas medias que contiene el proyecto de Ley se puede resumir en una: crean la figura de un nuevo delincuente, el disidente político. El Partido Popular está convirtiendo sus prejuicios en leyes, y debido a los problemas que siempre le ha generado la protesta democrática busca ahora la criminalización de la misma.

Ante este nuevo ataque a la clase trabajadora y a la ciudadanía en su conjunto, el PCE y la UJCE reclamamos en la calle y en las instituciones donde estamos representados la retirada del proyecto de ley y la dimisión inmediata del Ministro del Interior. Así mismo, animamos a todos a secundar la manifestación del próximo domingo para defender un sistema democrático respetuoso con la protesta y la voluntad popular.

El PIE se prepara para dar “una buena sorpresa” en el escenario político europeo

La campaña de elecciones europeas, la candidatura de Alexis Tsipras a la presidencia de la Comisión Europea y la constitución de una lista de la izquierda italiana para el Parlamento Europeo, fue el principal tema de debate, pero no el único, que el Comité Ejecutivo del Partido de la Izquierda Europa, debate este fin de semana Roma. Este es la primera reunión del nuevo Ejecutivo elegido tras la celebración de su IV Congreso el pasado mes de diciembre en Madrid, y la última que se celebrará antes del comienzo de la campaña electoral de las elecciones de mayo.

En el camino, y de aquí hasta las elecciones, el Partido de la Izquierda Europa tendrá una gran Conferencia para debatir la deuda, que se celebrará el 10 abril en Bruselas y en que, según explicó el presidente del PIE, Pierre Laurent, “será una oportunidad para presentar un discurso fuerte y creíble sobre cómo podemos reestructurar y anular parte de la deuda y de cómo construir una respuesta solidaria a escala europea.” El líder del PIE añadió que hay que partir de una propuesta de ruptura que permita salidas solidarias de la crisis que no deje ningún país en la cuneta”.

Por su parte, la vicepresidenta, Maite Mola, anunció a la prensa la campaña que el Partido de la Izquierda trabajará este fin de semana en favor del derecho al aborto libre, seguro y gratuito en toda Europa, como apoyo a las mujeres españolas en su lucha contra la restrictiva ley del aborto propuesta por el gobierno español del PP. Mola aplaudió todas las manifestaciones de apoyo que se están realizando en Europa y advirtió del peligro que esta práctica restrictiva se extienda luego a otros países europeos dentro de la involución democrática que se está produciendo en todos los terrenos.

Pero, sin lugar a duda, uno de los principales focos de atención para los medios italiano fue la presentación de la candidatura de Alexis Tsipras a la Comisión Europea. La propuesta ha tenido ya muy buena acogida en varios países y podría conducir a una lista de la izquierda alternativa italiana al Parlamento Europeo.

En la rueda de prensa, el líder del partido anfitrión de esta reunión Paolo Ferrero, Secretario General del Partido de Refundación Comunista, saludó al Ejecutivo y expresó su confianza en que la única candidatura que planta cara a la política de la austeridad se convierta en “el tercer polo” de las fuerzas que diseñan la política desde las instituciones europeas.

Respecto al masivo acto de presentación de la candidatura de Alexis Tsipras, realizado la noche del viernes en la capital italiana, Ferrero explicó que “ayer, por primera vez, con la presentación de Alexis como el candidato en contra de la políticas europeas de austeridad, hubo un debate importante sobre las elecciones europeas en este país, y añadió que la clave está en enfocar el debate en las diferencias con la candidatura de la derecha y de la socialdemocracia”.

Cuando Alexis Tsipras tomó la palabra, aclaró para no dejar lugar a dudas, que el no venía a liderar a la izquierda italiana sino apoyar la unidad. Alexis planteó la candidatura de la izquierda a las elecciones en unos términos muy sencillos. La pregunta, dijo, es “¿Qué Europa votar’ ¿La de la austeridad o la Europa de la democracia y de la salida social? Su mensaje fue: “unidos y fuertes tendremos buenos resultados y ayudaremos a cambiar el balance de fuerzas en Italia y en Europa”. El líder de Syriza, a quien los sondeos en su país dan un 40% de la voluntad de voto, subrayó que la solución es el crecimiento, no la austeridad y que la solución no es tener más préstamos y más deuda, sino justo lo contrario menos préstamos para tener menos deuda. En este punto recordó que el 98% de los créditos recibidos en su país se han destinado a pagar los intereses de la deuda y a tapar los agujeros de la banca. Por todo ello Tsipras confió que la Conferencia sobre la deuda que el PIE celebrará en abril responderá a la necesidad de concretar una solución, igual que se hizo con la deuda alemana tras la II Guerra Mundial.

Concentración en Ciudad Real contra la reforma de la ley del aborto

cartel abortoCon motivo de la aprobación del gobierno del Anteproyecto de la ley de aborto “protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada”, queremos expresar nuestro absoluto rechazo a lo que supone un atentado contra los derechos, la autonomía y la libertad de las mujeres.

Con este Anteproyecto, el 97% de las mujeres que abortan lo tendrán que hacer de forma  “ilegal”, quienes tengan recursos económicos saldrán al extranjero y las que no, pondrán en riesgo su salud y su vida al recurrir al aborto clandestino; por no hablar de la inseguridad y vulnerabilidad jurídica que creará en las y los profesionales sanitarios.

El Anteproyecto pretende basarse ante todo en una supuesta defensa de la vida. Pero lo dice un gobierno que impone políticas laborales injustas, recortes en el acceso a las escuelas infantiles, que niega la ampliación del permiso de paternidad, el acceso a la reproducción asistida a todas las mujeres, que elimina servicios sociales básicos, además de los recortes en dependencia y sanidad. Ante esta situación nos preguntamos:
¿de qué vida hablan cuando hablan de la vida?

Reclamar el derecho al aborto libre significa que no se puede forzar a una mujer a proseguir con un embarazo no deseado y cuestionar su decisión de interrumpirlo. El derecho a decidir supone el reconocimiento de las mujeres como sujetos moralmente autónomos para  decidir sobre nuestras vidas, nuestros cuerpos y sobre la maternidad (decidir ser madres o no serlo).

Dado que somos personas autónomas, responsables, libres e iguales, exigimos:

– La retirada inmediata de este Anteproyecto de ley que atenta contra los derechos de las mujeres, contra nuestra autonomía, libertad, salud, vida y dignidad.
– Que el aborto esté fuera del código penal. Que se regule como un derecho de todas las mujeres a interrumpir un embarazo no deseado sin ningún tipo de discriminación.
– Fomentar y garantizar una educación afectivo-sexual libre de estereotipos sexistas y homófobos. Frente a la ley Wert, que impulsa la religión dentro de la escuela mientras se excluye de las aulas la educación sexual con personal  cualificado.
-Que se respete la autonomía de las jóvenes y no se obligue a las mujeres de 16 y 17 años a precisar del permiso de su madre(s) y/ de su padre(s) (y mucho menos de un juez) para  decidir sobre su maternidad.
– Que se regule la objeción de conciencia para que ninguna mujer se quede sin asistencia sanitaria.
– Las mujeres no necesitamos tutelajes de otras personas, que no son sino intentos de imponernos un proyecto de vida que niega nuestra condición de sujetos de pleno derecho. Por eso decimos NO a la propuesta del gobierno y exigimos que se reconozca el derecho al aborto.

LAS MUJERES DECIDEN, EL ESTADO GARANTIZA, LA SOCIEDAD RESPETA Y LA IGLESIA NO INTERVIENE