El PCE organiza una charla contra el TTIP con la diputada Eva García Sempere

fotoLa diputada de Unidos Podemos y militante del PCE destaca los estragos que el tratado de libre comercio puede provocar en el sector agrícola.

Numerosas organizaciones sociales y políticas se encuentran ésta semana inmersos en una campaña de información y protesta contra los tratados de libre comercio con América del Norte conocidos como TTIP, CETA y TISA. El Partido Comunista de España ha decidido volcarse en ésta campaña que culmina el sábado con movilizaciones en todo el estado.

Para Eva García Sempere, diputada nacional del grupo Unidos Podemos, los tratados de libre comercio se están negociando de espaldas a la ciudadanía y sin apenas información del alcance que pueden tener. “Nos tememos que el objetivo de estos tratados sea atacar la débil soberanía de la UE y sortear nuestras regulaciones en materia de seguridad alimentaria y derechos de los consumidores”, afirmaba Sempere, señalando que la escasa regulación en EEUU hace además que los productores de la UE se queden en una situación de competencia desfavorable.

La diputada de la coalición manifestaba que éste es un problema que afecta tanto a los productores de alimentos como a los consumidores y a los derechos laborales, “¿queremos consumir alimentos producidos localmente, que se preocupan del medio ambiente, o producidos en otro continente en condiciones de explotación laboral y sin estándares de calidad?” se preguntaba Sempere. Concluyeron las intervenciones, con el secretario político del PCE en la provincia, Pedro Mellado, que advertía que “se está produciendo una burbuja agroalimentaria en el mundo, con los fondos de inversión acaparando tierras y especulando con alimentos básicos, lo que genera crisis alimentarias en los países más pobres”.

El encuentro finalizó con las intervenciones del público en torno a la producción agrícola en nuestra provincia y región, preocupados por la posible desaparición de las denominaciones de origen, por cómo va a afectar el mercado global a los precios del cereal, uva y aceituna, y, en definitiva, la preocupación sobre la supervivencia del productor local.

El PCE denuncia prácticas caciquiles de ayuntamientos de la comarca de Torrijos

Destaca entre ellos el Ayuntamiento de Santa Cruz del Retamar, donde la Alcaldía se permitió la soberbia de enviar una circular a los trabajadores en la que falta a la verdad y amenaza con sanciones disciplinarias a los que pretendan disfrutar de los derechos que les otorga el Estatuto Básico del Empleado Público.

El Partido Comunista de España ha tenido conocimiento de que varios ayuntamientos han denegado a los trabajadores y trabajadoras del Plan de Empleo de Castilla-La Mancha el uso y disfrute de los días de permiso por asuntos particulares que recoge el Estatuto Básico del Empleado Público, normativa estatal básica, recientemente refundida en un solo texto y que supone el suelo de las condiciones de trabajo para los empleados y empleadas públicas del estado, las comunidades autónomas y las entidades locales.

Pero ningún ayuntamiento de la provincia de Toledo (que sepamos) ha llegado tan lejos como el de Santa Cruz del Retamar, enviando una circular a todos los trabajadores en la que demuestra o bien muy malas intenciones, o bien un desconocimiento absoluto de la normativa o bien un poco de ambas cosas. Se indicaba en dicha circular que los trabajadores del Ayuntamiento de Santa Cruz del Retamar adscritos por la aplicación del Plan Extraordinario por el Empleo en Castilla-La Mancha, no tienen derecho a disfrutar de los días de permiso por asuntos particulares porque no se rigen por esa normativa.

Pues bien, deberían saber los responsables de esa corporación local que la normativa estatal básica y su desarrollo autonómico, esto es, el Estatuto Básico del Empleado Público y la Ley de Función Pública, son aplicables a todo el personal público de las administraciones de Castilla-La Mancha, entre las que se incluye, por supuesto, el Ayuntamiento en cuestión. Son varios ya los pronunciamientos que ha llevado a cabo la Inspección de Trabajo en este sentido y varias las denuncias que se han venido produciendo por estos hechos y otros similares.

Por tanto, desde el Partido Comunista de España instamos al gobierno municipal a recapacitar con una nueva circular o a reconsiderar su postura. Y a los ayuntamientos de la comarca, a no hacer necesaria la intervención de la Inspección de Trabajo para asegurar, simplemente, algo tan sencillo como cumplir y hacer cumplir la legislación básica.