Comunicado del PCE en apoyo a la huelga feminista del 8 de marzo

Desde el PCE saludamos la organización de la II Asamblea feminista celebrada los días 13 y 14 de enero en Zaragoza, en la que han participado más de 400 mujeres, con el objetivo de organizar una huelga feminista para el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con la que se quiere denunciar la situación de precariedad de vida y de violencias que sufrimos las mujeres, por nuestra doble condición de clase y de género, así como la falta de compromisos y políticas por parte del Gobierno para erradicar la desigualdad existente entre hombres y mujeres. Una desigualdad inherente en el modelo de sociedad neoliberal y patriarcal que nos impone el gran capital.

Con esta huelga se pretende visibilizar que sin las mujeres ni se produce ni se reproduce, que sin las mujeres se para el mundo, pues nosotras participamos en todos los espacios de la vida y realizamos los trabajos esenciales para que la sociedad funcione.

Somos conscientes de que esta huelga no puede ni debe cuantificarse como una huelga laboral al uso. La huelga feminista ha de servir para visibilizar a esta mayoría de mujeres que aun queriendo no podrían hacer huelga. En el trabajo asalariado las mujeres cubrimos las mayores tasas de temporalidad y jornadas a tiempo parcial, una brecha salarial de un 25% respecto a los hombres, y las situaciones laborales más precarias, con los salarios más bajos y al ser las más vulnerables también somos las más fáciles de despedir.

El trabajo de cuidados y de hogar lo desempeñan mayoritariamente las mujeres y en concreto las mujeres inmigrantes cuando es trabajo asalariado. Los derechos laborales prácticamente no existen para ellas y en la mayoría de los casos son numerosos los impedimentos legales para otorgarles permisos de residencia. En el caso del trabajo de cuidados no remunerado, la mayoría de mujeres soportamos dobles jornadas por la falta de corresponsabilidad del Estado y los hombres.

Con la huelga feminista se pretende reivindicar que la política y la economía se han de poner al servicio de las personas y no de los mercados y el capital poniendo en valor la vida así como exigir la corresponsabilidad como un derecho, el derecho a cuidar de nuestras personas de manera equitativa, y en condiciones dignas, y que debe reivindicar la sociedad en su conjunto para que todas las personas podamos tener una vida digna, sin desigualdades, ya sean por razón de sexo, clase, orientación sexual o etnia. En definitiva, visibilizar todas las injusticias que el sistema ejerce sobre las mujeres. Para ello las acciones se enmarcaran en los sectores de cuidados y doméstico, laboral, consumo y estudiantil, sumando también a las mujeres más jóvenes y combativas, que no aceptan ni este presente, ni el futuro que se les pretende imponer.

Desde el PCE vamos a apoyar las acciones que se convoquen desde el movimiento feminista y a contribuir con su impulso y difusión para que este 8M sea un punto de inflexión, un avance imprescindible en un camino que no tiene marcha atrás. La huelga feminista no será una acción simbólica, sino una acción de resistencia y de cambio real.

¡Por nuestros derechos vamos a la huelga feminista 8M

El PCE condena las agresiones e intimidaciones fascistas acaecidas en el último mes en la región

Ayer tuvimos conocimiento de un nuevo intento de agresión en Valdepeñas por parte de individuos de extrema derecha a miembros de la organización juvenil del PCE, la UJCE. Éste caso se une al que ya se denunció el pasado 18 de diciembre en el que otra camarada en Cuenca sufrió heridas leves ante una agresión que vino precedida también de una serie de amenazas.

Resulta completamente intolerable que en las ciudades de nuestra región no se pueda ejercer en paz el activismo político que desarrollamos las comunistas en la región. Los recientes acontecimientos políticos en nuestro país están provocando que la extrema derecha se pasee con total impunidad por las calles, permitiéndoles todo tipo de intimidaciones, amenazas y agresiones.

Frente a ello, una sociedad democrática que se precie de serlo debe repudiar con total rotundidad estos hechos y la impunidad en la que se desenvuelven, porque tenemos claro que para ser demócrata, primero hay que ser antifascista.

Demandamos también a los responsables de la seguridad pública que comiencen a trabajar para evitar agresiones de éste tipo y hagan que los agresores respondan ante la justicia. No hay mayor enaltecimiento del terrorismo que la violencia fascista, por lo que exigimos que en lugar de emplear recursos en perseguir y criminalizar la protesta en redes sociales, se vuelquen en poner fin a la violencia fascista en las calles.

Valoración del PCE del resultado de las elecciones al Parlament de Catalunya

El resultado de las Elecciones al Parlamente de Cataluña celebradas el 21 de diciembre no ha variado sustancialmente el panorama político en este territorio. Las fuerzas políticas que hasta ahora han defendido el proceso unilateral de constitución de una Republica catalana independiente obtienen una representación parlamentaria muy similar a las fuerzas políticas que defienden el mantenimiento de Cataluña en la España de la ya agotada Constitución de 1978. Tras tres años de graves enfrentamientos y polarización entre ambos bloques en Cataluña, la situación de empate político pone de manifiesto la necesidad de abandonar tanto la vía de la unilateralidad independentista seguida por el nacionalismo catalán como la del inmovilismo político del nacionalismo español, poniendo en marcha un nuevo proceso político en Cataluña y en todo el Estado que ponga el énfasis en la confrontación contra el modelo económico, político y social que ha permitido la aplicación de  las políticas neoliberales que vienen acabando con los derechos civiles, económicos y sociales de la mayoría del pueblo español.

El PCE ha considerado un grave error definir las alianzas y programas políticos y electorales en Cataluña exclusivamente en torno al conflicto entre  nacionalismo y unionismo, porque ello obvia las verdaderas causas y políticas que conculcan tanto los derechos del pueblo catalán -incluidos sus evidentes derechos nacionales- como los del resto de pueblos de España.

La confrontación entre nacionalismos ha sido instigada tanto por la derecha nacional catalana -PDCat- como por la derecha nacionalista española -PP y Ciudadanos-, conscientes de que agitar la política catalana -y por extensión la del resto del país- sobre la confrontación entre identidades, excluye del debate en toda España los verdaderos problemas de la sociedad: la falta y precarización del empleo, los sistemáticos y continuados recortes en derechos sociales y económicos, la degradación de los servicios públicos universales, los recortes en las libertades públicas y la generalización de las prácticas corruptas de saqueo del patrimonio público. Los anteriores problemas se padecen tanto en Cataluña como en el resto del Estado, y en uno y otro caso los responsables han sido las mismas fuerzas políticas conservadoras -PDcat, PP y su alter ego Ciudadanos-  que hoy han conseguido que las victimas de sus políticas económicas y sociales confronten entre ellos por el color de sus banderas.

El PCE saluda expresamente la alta participación registrada en estas elecciones, la más elevada de la historia electoral de Cataluña. Consideramos que ello es una excelente noticia que pone  de manifiesto un fuerte interés en la sociedad catalana por la política así como una generalizada voluntad ciudadana de participar activamente en los asuntos públicos.

Los resultados electorales muestran que el bloque defensor de la aplicación del artículo 155 -Ciudadanos, PSC y PP- ha quedado muy lejos tanto de ser alternativa de Gobierno como de ser mayoría social en Cataluña. El independentismo -PDCat, ERC y CUP-, a pesar de las dificultades arrastradas a consecuencia de las medidas autoritarias adoptadas por el Gobierno del PP para combatir una realidad eminentemente política, se mantiene y consigue la mayoría suficiente de escaños para gobernar Cataluña. Pero no avanza un ápice en conseguir la mayoría social y política de independentistas que necesitaba para legitimarse y en su caso continuar la vía unilateral que tan trágicamente ha venido impulsando hasta ahora.

El espacio político donde el PCE y el PSUC viu se referencian en Catalunya -En Comú Podem- obtiene más de 320 mil sufragios y 8 diputados, en un entorno marcado por el enfrentamiento identitario en el que únicamente esta fuerza política ha trabajado por romper esa dinámica, habiéndose convertido por ello en el blanco de las críticas de ambos bloques nacionalista. No es el buen resultado que sin duda necesitaba esta opción de izquierdas y de dialogo y coherencia política. Pero sobre todo no es el resultado que necesitaba Cataluña para romper la dinámica estéril de enfrentamiento en que se encuentra y por ello no es un resultado satisfactorio. El PCE coincide con el análisis realizado por los portavoces de En Comun-Podem incidiendo en la prioridad de construir estrategias que permitan desarrollar los procesos de confluencia política sobre el eje de confrontación entre capital y trabajo y así incrementar el apoyo popular a los Comunes entre los sectores más populares de Cataluña, objetivo al que dedicaremos todo nuestro esfuerzo tras analizar detenidamente los errores cometidos.

El PCE entiende que es fundamental una mayor presencia e implicación de las distintas expresiones de organización de la clase obrera en el nuevo espacio que representa el proyecto de En Comun-Podem, y en especial del sindicalismo organizado, cuestión indispensable para avanzar en un proyecto que necesariamente ha de ser Nacional y de Clase. La presencia de Cataluña es fundamental en nuestro proyecto de República Federal y solidaria que reconozca la realidad plurinacional, multilingüistica y pluricultural de España.

El PCE apuesta por realizar tanto en Cataluña como en toda España una fuerte oposición a las políticas conservadoras y a las fuerzas políticas que las implementan, así sean independentistas o unionistas, nacionalistas españoles o nacionalistas catalanes.  Trabajamos y trabajaremos por construir unidad popular haciendo converger a la izquierda anti neoliberal de Cataluña con todos los sectores de la sociedad que están objetivamente interesados en construir alternativas al capitalismo así como en avanzar en un nuevo proceso constituyente para un nuevo país donde la solidaridad y la justicia social sean realmente mandatos constitucionales. Un nuevo país más incluyente en el que quepan todas las personas que aspiran a construir un mundo más justo, un país en el que los sentimientos nacionales no dividan al pueblo sino que lo cohesionen en torno al proyecto común de socialismo y libertad que siempre hemos defendido.

El PCE en Toledo presenta sus planes de trabajo

Lo hace en un plenario al que asisten representantes de los y las comunistas de la provincia. Además, han tratado otros asuntos organizativos y de carácter político que están desarrollando y que están por llegar.

La recién elegida dirección provincial del PCE en Toledo continúa con su actividad organizativa con la que ha sido la presentación de los planes de trabajo para el próximo año. Los cuales giran en torno al fortalecimiento del propio partido, a partir de la puesta en marcha de diferentes acciones que han sido clasificadas en tres grandes áreas.

Daniel Mayoral, Secretario Provincial del PCE en Toledo ha vuelto a insistir en la necesidad de un partido comunista fuerte y organizado en la provincia de Toledo, a la vez que ha hecho hincapié en la coherencia del discurso con las acciones; no dejando pasar ninguna propuesta programática sin aplicar en el contexto político y social de la provincia.

Daniel Mayoral: “Estos planes deben servir como herramientas útiles para aglutinar un trabajo que gire en torno a las demandas de la Clase Trabajadora, a la vez que contribuyen a la lucha de clases que inequívocamente se está dando en la sociedad. Una lucha en la que el Capital no tiene remilgos a la hora de aplicar sus propias herramientas, por muy dañinas y perjudiciales que sean para la mayoría social, es decir, para la Clase Trabajadora”.

Las áreas han sido presentadas por sus respectivos responsables, y abaladas por unanimidad por los y las comunistas asistentes al plenario.

En el caso del Área Interna, Vanesa Gallardo ha abogado por la dinamización de los comités y núcleos comarcales. Crecimiento hacia dentro, a la vez que esto se concreta en la dinamización de estos espacios, asegurando las tareas de los comités, la promoción de sus cuadros, y la implicación de las y los camaradas.

Vanesa Gallardo: “Velar por la creación de enlaces, núcleos y responsables deben ser objetivos claros en el futuro. La conformación de los comités o núcleos comarcales ha de ser gestionada por uno o dos camaradas que estén al frente de la organización en cada comarca, que estén en comunicación con la dirección provincial y en contacto con las afiliadas. Ningún comunista sin organización, sin dirección ni sin tarea”.

Por su parte, el Área Externa capitaneada por Olga Ávalos, ha presentado un plan basado en el hecho de retomar la presencia en los frentes y movimientos sociales.

Olga Ávalos: “Necesitamos un método de trabajo para desarrollar nuestra actividades en estos frentes y movimientos, que sea eficaz y que nos facilite nuestro trabajo en ellos. Debemos de elaborar un método de trabajo interno real, que nos lleve después a desarrollar, todas nuestras iniciativas externas de forma coordinada”.

El Área Ideológica, que cuenta con Mario García como valedor, ha presentado un plan que aglutina las labores de reproducción ideológica en el seno de los órganos del Partido, principalmente desarrollando un discurso político en torno a diversas herramientas, así como de la comunicación interna y externa de la organización.

Mario García: “Para el PCE en la provincia de Toledo, el combate ideológico debe cobrar una especial importancia en la batalla de las ideas.

Para eso, el Área Ideológica del PCE en Toledo debe mostrar el camino que debemos recorrer con recursos suficientes. Unos recursos que se basen en el acierto de la puesta en marcha de las herramientas que el Partido pondrá a disposición de los camaradas para su extensión organizativa, formativa y comunicativa”.

El PCE sigue su trabajo organizativo en la provincia de Toledo

El PCE, con su Secretario Provincial a la cabeza, Daniel Mayoral, está organizando su actividad política en base a la reestructuración comarcal para poner en marcha estrategias que tengan que ver directamente con las circunstancias especiales de cada comarca.

Así, por ejemplo, la comarca de La Sagra pondrá en marcha de inmediato una campaña relacionada con el transporte público, por su repercusión en el devenir de la vida de los hombres y mujeres que viven en dicha comarca, y que necesitan del transporte público para desarrollar su vida desde distintos aspectos.

La campaña irá dirigida a sensibilizar en especial a los y las trabajadoras de la importancia de tener una red pública de transporte que facilite el desplazamiento al centro de trabajo, así como para acceder a otros servicios en otras localidades, que no ofrece la propia.
“Vamos a trabajar para la concienciación de la población, en la importancia que el transporte público tiene en el desarrollo comarcal y sobretodo: en las posibilidades que abre a la Clase Trabajadora para poder optar a un proyecto de vida sin tener que depender de otros medios que no sean los públicos”, “Vamos a ser un frente de resistencia a la mercantilización de los servicios básicos, que se diseñan en función de los intereses del Capital”, ha manifestado Mayoral.

En Torrijos, por su parte, el PCE iniciará una campaña de concienciación, e iniciará un debate entre afiliados y militantes para escudriñar las principales necesidades de la Clase Trabajadora en la comarca. Este debate aspira a sentar las bases de un plan de trabajo que se venga a desarrollar en los próximos meses.
“Torrijos vive una especial situación de precariedad por el abandono de los gobiernos, tanto regional como central a esta comarca”, “Es necesario señalarlos y crear alternativas de actuación y movilización que aúne a los trabajadores y trabajadoras de forma organizada para reclamar lo que les corresponde por justicia; que no es otra cosa que ser la prioridad de cualquier institución pública. Por delante de cualquier interés partidista o mercantil”, enfatizaba Daniel Mayoral.

Con estas dos comarcas, el PCE en Toledo sigue con el trabajo iniciado desde la elección hace pocas semanas de la nueva dirección. De hecho, en estos dos encuentros, se dio cuenta de la jornada de formación que se llevará a cabo el próximo 16 de diciembre, y que aprovechando el centenario de la Revolución Rusa, se pretende llevar a cabo en Toledo.