El PCE apoya las movilizaciones convocadas por las Marchas de la Dignidad en defensa de las pensiones y de una vida digna

Las pensiones están en el punto de mira del capital siendo hoy uno de los problemas más relevantes que preocupan o afectan directamente a las personas jubiladas y pensionistas, así como a las generaciones actualmente en activo y a las venideras. Para el PCE el Sistema Público de Pensiones es un puntal básico del Estado de Bienestar y garantía de que, en la vejez, después de muchos años de trabajo, cotizando y pagando impuestos, las personas mayores puedan llevar una vida mínimamente digna. Las pensiones son un derecho contemplada en el artículo 40 de la actual C.E.,  no son un negocio para banqueros y capitalistas, hay que salir al paso de la manipulación a que está siendo sometida la opinión pública, tendente a generar un “estado de ánimo” proclive a aceptar recortes, sacrificios o lo que haga falta, con tal de que se asegure la pervivencia del Sistema.

Lo primero que hay que aclarar es que el actual déficit de las cuentas de la Seguridad Social no se debe a un aumento desmesurado del gasto en Pensiones, por el contrario, es consecuencia de las sucesivas reformas. El déficit ha ido decreciendo en los últimos años, en relación con el PIB, pese a la incorporación de nuevos pensionistas con bases de cotización más altas, por lo tanto, no viene por el lado del gasto, sino por el lado de los ingresos, debido a las políticas de los Gobiernos, que a lo largo de la crisis han generado un paro masivo, un record de precariedad en el empleo y una caída considerable de los salarios por los que se cotiza, además de exenciones del pago de cuotas para diversos tipos de contrataciones, etc. Por lo que exigimos la derogación de las reformas laborares del PSOE primero y del PP después contra la clase trabajadora y las clases populares.

Así mismo, el gasto en pensiones de España es notablemente inferior al de otros países de la Unión Europea de similar desarrollo económico,  datos de Eurostat de 2012, la media de Gasto en vejez de la UE-15 era del 11,8% del PIB, estando muy por encima países como Italia (15,3%), Dinamarca (14,4%), Austria (13,0%) o Francia (12,9%). Nuestro país figura con el 9,2%.  Y en cuanto al Gasto en Pensiones (que incluye prestaciones por desempleo y otras), los países de la Eurozona empleaban de media el 13,5% del PIB, con un 16,1% en Italia y entre el 14/15% en Francia, Austria o Dinamarca. Denunciamos el inadmisible el alarmismo que se está intentando crear al sentenciar que nuestro Sistema será insostenible, si no se siguen haciendo reformas y recortes más duros.

Tras la dura reforma de 2011 del PSOE, con aumento de la edad de jubilación a los 67 años, resulta especialmente lesiva la del Gobierno del PP de 2013, que por un lado establece una nueva la fórmula de revalorización de las pensiones y, por otro, establece y anticipa a 2019 el llamado Factor de Sostenibilidad.

El agotamiento del Fondo de Reserva (de los 66.815 millones de euros de que disponía en 2011 quedan en la actualidad 24.207) genera una incertidumbre añadida, pues se está dando a entender que si se agota el Fondo de Reserva no se podrán pagar las pensiones o, como mínimo, no se abonarán las pagas extras. Una falsedad más en este entramado de manipulación de una opinión pública desinformada y atemorizada. Porque, en definitiva, es el Estado el que tiene que hacer frente a sus responsabilidades, tanto si las cotizaciones no llegan como si el Fondo se agota. La Seguridad Social (aunque tenga ingresos vía cotizaciones sociales) es tan parte de los Presupuestos Generales del Estado como la Sanidad, la Educación, la Defensa o la I+D+i. Y, dentro de ella, las Pensiones, por más que se intentara dar un giro a la financiación de éstas (con la “separación de fuentes”) en el Pacto de Toledo.

Estas medidas son el efecto de las políticas de recortes que el PSOE y el PP han puesto en marcha al dictado de la UE y el FMI con la excusa de la crisis para seguir acumulando capital a costa del robo de derechos y de recursos de las clases populares, a través del cumplimiento de los objetivos del déficit y de la reforma del artículo 135 de UE que prima el pago de la deuda frente a los derechos de la mayoría social.  A la vez la firma de tratados que nos quitan derechos y le dan el poder al empresariado multinacional como el aprobado CETA, el TTIP o el TISA son elementos a combatir en la búsqueda de una vida digna.

Por todo ello desde el PCE nos sumamos a las reivindicaciones de las marchas de la Dignidad para el día 25 de febrero, 28 en Andalucía y solicitamos:

Ø  Nuestras pensiones son un derecho, no son su negocio.

Ø  Exigimos que sean garantizadas por los Presupuestos Generales del Estado.

Ø  Exigimos el establecimiento de una pensión mínima de  1080 euros/mes por 14 pagas y su revalorización automática anual.

Ø  Exigimos la derogación de las reformas de las pensiones  impuestas por los gobiernos del PSOE en 2011 y del PP en 2013.

Ø  Por la defensa de los servicios públicos, no al pago de la deuda y al cumplimiento del objetivo de déficit impuesto por la Unión Europea y el FMI, derogación de la reforma del artículo 135 de la Constitución y el tratado de la Zona Euro de 2012.

Ø  Contra la represión, amnistía y libertad a todas las personas detenidas, procesadas o multadas por luchar.

EL PCE llama a participar en las movilizaciones del 25 Febrero en todo el estado y el 28 en Andalucía en la lucha por nuestros derechos y que esto no se conviertan negocio, llamamos a la movilización por los derechos de nuestra generación y de las venideras para tener una vida digna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*