El PCE condena las agresiones e intimidaciones fascistas acaecidas en el último mes en la región

Ayer tuvimos conocimiento de un nuevo intento de agresión en Valdepeñas por parte de individuos de extrema derecha a miembros de la organización juvenil del PCE, la UJCE. Éste caso se une al que ya se denunció el pasado 18 de diciembre en el que otra camarada en Cuenca sufrió heridas leves ante una agresión que vino precedida también de una serie de amenazas.

Resulta completamente intolerable que en las ciudades de nuestra región no se pueda ejercer en paz el activismo político que desarrollamos las comunistas en la región. Los recientes acontecimientos políticos en nuestro país están provocando que la extrema derecha se pasee con total impunidad por las calles, permitiéndoles todo tipo de intimidaciones, amenazas y agresiones.

Frente a ello, una sociedad democrática que se precie de serlo debe repudiar con total rotundidad estos hechos y la impunidad en la que se desenvuelven, porque tenemos claro que para ser demócrata, primero hay que ser antifascista.

Demandamos también a los responsables de la seguridad pública que comiencen a trabajar para evitar agresiones de éste tipo y hagan que los agresores respondan ante la justicia. No hay mayor enaltecimiento del terrorismo que la violencia fascista, por lo que exigimos que en lugar de emplear recursos en perseguir y criminalizar la protesta en redes sociales, se vuelquen en poner fin a la violencia fascista en las calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *