El PCE-PCCM rechaza la Ley de Presupuestos de 2013 de la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha

Las partidas dedicadas a financiar los servicios ofrecidos por los Ayuntamientos sufren un claro deterioro.

El PCE muestra su rechazo al proyecto de Ley de Presupuestos que el Gobierno de Castilla – La Mancha pretende aprobar para el año 2013. Con este presupuesto, el PP en la región insiste su la política de recortes y privatizaciones que supone un ataque brutal al tejido social.

Los recortes que el PP quiere aprobar suponen un duro golpe para los ayuntamientos castellanomanchegos. Entre estos, se propone dejar a cero la partida para actividades deportivas, la partida para las Escuelas para adultos y la partida para las Escuelas Infantiles. Esto último va a ocasionar el cierre sistemático de Escuelas Infantiles en Castilla – La Mancha, dejando sin este servicio fundamental a miles de padres.

Tampoco se libra del ataque los servicios sociales. Se reduce en un 32% la ayuda a domicilio y en un 45% el Plan Concertado que mantiene los Centros de Día que prestan un importante servicio a nuestros mayores. Estos recortes en los servicios que se encargan de atender a los más débiles de nuestra región van a provocar una gran desestructuración social.

Si los recortes en servicios sociales, educación y sanidad suponen un serio problema para los ciudadanos, los recortes en materia de empleo son aun más graves. En lo referido a empleo y su promoción, de 2011 a 2013 se habrá pasado de una financiación de 114 millones a 25 millones.

María Dolores De Cospedal pretende aprobar los presupuestos de la recesión y del paro. Estas medidas presupuestarias, lejos de fomentar el crecimiento de la economía mediante estímulos de demanda, provocará claramente una contracción aun mayor de la economía de la región en 2013, hará alcanzar unos niveles de paro aun más alarmantes y una exclusión de los más necesitados, que, necesariamente, van a llevar a Castilla – La Mancha a un escenario de conflicto social nunca antes conocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *