El PCE en Ciudad Real apoya la lucha de los trabajadores de Cobra

Durante los últimos meses hemos podido ver como los trabajadores de Cobra, una empresa subcontratada por la compañía más famosa en nuestro país en el sector de las telecomunicaciones: Telefónica, se han alzado para denunciar que las condiciones que actualmente tienen en su trabajo son deplorables y que no pueden seguir más tiempo callados.

La multinacional Telefónica/Movistar, la cual se jacta de su compromiso social como podemos ver en su página web, impuso a través de la empresa Cobra unas condiciones laborales precarias al no cumplir los acuerdos fijados en el convenio colectivo de este sector. Los trabajadores, tras su disconformidad y la negativa de la empresa a reconocer sus derechos, decidieron de forma unánime llevar su reclamación un paso más adelante, haciendo publico el conflicto en la calle y apelando a la vía judicial.

Para ello, han llevado estos meses una serie de reclamaciones que se han traducido desde manifestaciones en la puerta de Telefónica, o en tiendas Movistar donde se contratan los servicios con esta empresa, pasando incluso por una serie de paros parciales, entre otras acciones. De hecho, la última la pudimos ver el pasado 23 de enero en la puerta de los juzgados, ya que, debido a la negativa por parte de la empresa de mejorar sus condiciones, han interpuesto una causa cuya vista está fechada para el día 31 de este mes y la cual esperan se resuelva favorablemente.

Durante este proceso hemos podido constatar duras represiones por parte de la empresa, que decidió quitarles el plus por incentivos y el de transporte. Aunque consiguieron que les restituyeran el plus de transporte mediante una inspección de trabajo, las reclamaciones de los trabajadores no han sido escuchadas.

Actualmente vivimos una situación en la que el mercado laboral se está precarizando cada vez más. Incluso desgraciadamente se ha dotado a los empresarios por parte de este gobierno y sus socios unas herramientas que permiten hacer y deshacer casi a su antojo. Para nada les importa las condiciones de vida de las y los trabajadores, solamente que sean máquinas de producir beneficios que posteriormente no se ven reflejados en sus nóminas ni en mejoras en sus condiciones laborales.

No podemos permitir que se pisoteen nuestros derechos, los cuales no han sido fruto de acuerdos con partidos políticos o invención suya, a pesar de lo que muchos partidos se empeñan en recalcar. Estos derechos son fruto de la incansable lucha de las y los trabajadores unidos y organizados que fueron capaces de vencer el miedo a las amenazas de los patronos, que incluso en determinadas ocasiones contrataban matones para disuadirlos. Desgraciadamente nos están siendo arrebatados, con el beneplácito de partidos políticos que están al servicio de la oligarquía económica y financiera, que dicen representar a la clase obrera y no dudan en aprobar reformas laborales y recortes de los servicios públicos que merman sus derechos sociales.

La oligarquía financiera e industrial, representada por los grandes monopolios económicos como Telefónica-Movistar, exprimen a la clase obrera y al pueblo apropiándose de la riqueza que éstos generan con su trabajo, embolsándose ingentes beneficios que se acumulan en pocas manos y que no se destinan a las necesidades acuciantes de la mayoría social trabajadora (lucha contra el paro, mejora de los servicios sociales y de las condiciones laborales o derecho a una vivienda digna.). Por tanto, es indispensable nacionalizar estas grandes empresas para poner al servicio de todo el pueblo la riqueza que generan y que el Estado asegure unas condiciones laborales dignas para los obreros y obreras de dichas empresas mediante un Nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Los patronos buscan dividir a la clase trabajadora para que los obreros y obreras se enfrenten unos a otros (siendo un buen ejemplo las actuales diferencias de contrato o externalizaciones) y olviden así que el enemigo principal es el patrón. La unidad de los trabajadores es la única forma de derrotar a la patronal, de esta forma todos y todas las obreras deben solidarizarse con sus reivindicaciones comunes. Por todo ello no podemos permitir por más tiempo que sigan arremetiendo de esta forma contra la clase trabajadora, debemos organizarnos en nuestros centros de trabajo a todos los niveles, pues somos la mayoría social y porque sin las y los obreros no serían capaces de sacar los productos al mercado.

Por ello desde el PCE en Ciudad Real vemos la lucha y la unidad que mantienen los trabajadores de Cobra como un ejemplo para todas y todos los que sufrimos situaciones similares, su posición de llevar las reivindicaciones hasta las últimas consecuencias es fruto de la unidad que mantienen y de la convicción de que vencerán.

¡Viva la lucha de los trabajadores de Cobra, animo compañeros sois ejemplo para millones de personas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *